Vocación de botiquín

IP-arquitectura-farmacia-cantalapiedra

 

Ha sido un verano complicado. He visto mi historia y mi pasado volverse ruinas, he confiado en un futuro en obras y he permanecido apagada esperando. Esperando a que operasen a corazón abierto a lo que más quiero en este mundo, en un quirófano con humedades donde las paredes metían tripa. Ha dolido. No creí que llegásemos a septiembre. Somos viejas y tardamos en recuperarnos. Pero ella lo ha hecho. Esas médicas de lugares le han dado otra oportunidad, otra vida. Está más bonita que nunca, todo el pueblo lo dice. Le han extirpado un escalón y eso le ha hecho mucho más sociable, ha reducido sus reservas y da espacio a todo lo que esté por venir. Ha sido un verano difícil. Pero ella, mi farmacia, es una superviviente. Y yo, su cruz, seguiré dando luz verde a su vocación de botiquín inagotable.

 


Más información sobre el proyecto: https://www.iparquitecturayurbanismo.com/portfolio/farmaciacantalapiedra

Texto: Amaia Barrena. ¡Mira su web!

Ilustración: Itziar de la Puerta Vallejo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.